Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

aceptar

COMPRAR JAMÓN CURADO ONLINE.

Te ofrecemos la mayor variedad de jamón curado en el extranjero. Jamones serranos e ibéricos a buen precio. Tienda de jamones con denominación de origen y certificados de calidad.

Ver Más

Filtros activos

COMPRAR JAMÓN ESPAÑOL ONLINE.

Si estas interesado en comprar un jamón español, estás en la tienda online indicada. Gastronomic Spain te ofrece una amplia variedad de jamones y paletas de cerdo español con envío gratis a toda Europa.

Te ofrecemos una amplia variedad de jamones curados, a la hora de comprar un jamón es importante que conozcas el producto que vas a comprar y los diferentes  jamones que puedes encontrar en el mercado.

TIPOS DE JAMÓN CURADO QUE PUEDES ENCONTRAR.

Antes de nada es importante recordar que el jamón se obtiene de la parte trasera del cerdo. Aproximadamente pesa entre 7 y 8,5 kg. Aunque en ocasiones se pueden encontrar jamones de hasta 10 kg. Tiene una proporción del hueso y de grasa de un 50%.

Se podría resumir que hay 2 tipos de jamón, el jamón que proviene de cerdo ibérico y el jamón que proviene de cerdo blanco. Como ves, estamos haciendo referencia a la raza del animal, poniendo por un lado a los cerdos de raza ibérica y en otro lado al resto de cerdos.

El condicionante de la raza es el que va a determinar otros aspectos clave que van a diferenciar un jamón de otro. Estos aspectos son: la alimentación del animal, el tiempo de curación y el entorno en el que se ha criado, es decir si ha vivido en cautividad o si ha vivido en libertad.

DIFERENCIAS ENTRE EL JAMÓN IBÉRICO Y EL JAMÓN SERRANO

Aunque visualmente un jamón ibérico y un jamón serrano pueden parecer idénticos, existen muchas diferencias en cuanto localización geográfica, alimentación, certificación, curación y crianza.

Localización geográfica, Certificación del jamón ibérico y del jamón serrano.

Se considera jamón ibérico a aquellos jamones de raza ibérica que se hayan criado y curado en la península ibérica, (en España y en Portugal). Aunque el jamón serrano es un producto típico de España, se puede criar y curar en otros países fuera de la península ibérica.

Por ese motivo, Uno de los aspectos más importantes que tiene un jamón ibérico, es la certificación. Independientemente de que el jamón proceda de una denominación de origen o no, todos los jamones ibéricos están certificados por el ministerio de agricultura de España. El cual garantiza la trazabilidad del animal, la pureza de la raza, la alimentación que ha obtenido y el tipo de cria ha tenido. La certificación se muestra con una etiqueta de plástico, vitola o precinto, al rededor de la pezuña y que según el color es un tipo de jamón ibérico u otro.

Un jamón serrano no tiene ningún tipo de certificación, salvo que pertenezca a una denominación de origen protegida y que a través de un precinto quieran indicar que pertenece a esa denominación.

Diferencias entre la raza de jamón ibérico y la raza de jamón serrano.

La principal diferencia que hay entre un jamón ibérico y un jamón serrano es la raza. Se dice que un jamón se considera jamón ibérico cuando al menos tiene un 50% de raza ibérica. Con esto queremos indicar que un jamón ibérico no tiene que ser de pura raza, podemos encontrar jamones  100% ibéricos,  como de 75% raza ibérica. No obstante, no se certificará como jamón ibérico si tiene una raza inferior al 50% ibérico.

El cerdo blanco con el que se suele cruzar a los cerdos ibéricos es el cerdo de la raza Duroc. Un puerco de origen americano que se caracteriza por su gran tamaño y la proliferación con la que se reproduce.

El motivo por el que se cruza el cerdo ibérico con el cerdo blanco, no es solo por la cría. Con este cruce se busca obtener un jamón mas atractivo para el consumidor. Hay que tener en cuenta que los cerdos de raza ibérica pura, son cerdos muy grasos, al cruzarlos con los cerdos de raza Duroc, estamos reducidendo también el porcentaje de grasa, que prefieren un gran porcentaje de los consumidores.

Por otro lado, la raza de cerdo blanco mas habitual con los que se obtienen los jamones serranos son los cerdos de raza Duroc y los cerdos de raza landrace. Si hablamos en particular de los jamones que se obtienen de los cerdos de raza duroc, cabe destacar que tienen ese veteado característico que produce la infiltración de la grasa en el magro.

La alimentación del cerdo ibérico y del cerdo blanco

La alimentación es uno de los factores más diferenciadores entre un cerdo ibérico y un cerdo blanco y que va a influir en el sabor que va a tener el propio jamón.

Un cerdo blanco, en la mayoría de los casos, se va a alimentar de pienso. Si bien es cierto que se puede dar el caso de que se encuentres gochos que hayan comido pastos o incluso bellota, esto suele ser una minoría y que no se realiza para la venta a nivel comercial y a gran escala.

En los cerdos ibéricos se puede dar diferentes tipos de alimentación, las cuales se van a indicar en su certificación. Podemos encontrar cerdos a los que únicamente se les ha alimentado de piensos naturales, como de pastos y piensos o de pastos naturales y de bellota.

Tipo de crianza de un cerdo ibérico y un cerdo serrano:

Por lo general, salvo que sean ganaderías muy pequeñas, el cerdo serrano se cría en cautividad, en granjas donde no vive en libertad.

En cambio, un cerdo ibérico que puede criar de diferentes formas, las cuales se van a indicar en su certificación. Podemos encontrar cerdos ibéricos que se han criado en cautividad, cerdos que han vivido en cautividad y en libertad y cerdos ibéricos que se han criado únicamente en libertad.

Este es otro hecho muy diferenciador, ya que el estado físico del puerco no es el mismo si está en cautividad que si ha vivido en libertad.

La curación del jamón ibérico y del jamón serrano:

Un jamón no va a ser mejor o peor porque se haya curado mas o menos. La curación de un jamón la va a determinar el tamaño del pernil y su porcentaje de grasa.

En el caso del jamón serrano, vemos secaderos que compaginan la curación con el secado. Esta por lo general es una mala práctica, ya que en la curación no hay que tener prisas. Por ese motivo, se han creado denominación de origen como el Jamón de Teruel y el Jamón de Trévelez, que garantizan no solo el origen y la alimentación del puerco, sino unas buenas prácticas de curación.

Por lo general un jamón serrano suele ser menos graso que un jamón ibérico, por lo que la curación que requiere es menor cuando comparamos jamones del mismo tamaño. Por lo general el jamón serrano tiene una duración mínima de 12 meses.

Un jamón serrano, aunque proceda de cerdos de raza blanca se considera un jamón curado. Dependiendo de la curación que tenga vamos a diferenciar entre jamón de bodega, jamón reserva y jamón gran reserva.

Un jamón de 50% raza ibérica suele tener una curación mínima de 24 meses, cuanto mas raza ibérica tiene el jamón mas curación suele necesitar llegando a los 48 meses cuando se trata de cerdos pura raza ibérica.

COMO COMPRAR UN BUEN JAMÓN DE CALIDAD

Ahora que ya sabes los diferentes tipos de jamón ya puedes elegir un jamón que se adapte mas a tus gustos y diferenciar un jamón ibérico de un jamón serrano, para que así no te den gato por liebre.

Es muy importante que si buscas un jamón ibérico que te garanticen que está certificado. Morfológicamente los cerdos ibéricos se diferencias de los cerdos blancos porque tienen la pezuña negra, pero sino está certificado no vas a saber con certeza la alimentación, cria, raza y curación que ha tendido ese jamón. Abstente de comprar jamones ibéricos que no están certifados.

Si no conoces el jamón, busca asesoramiento. En Gastronomic Spain tenemos un servicio de chat en el que te respondemos cualquier consulta que tengas.

Después de haber descrito las diferencias entre un jamón serrano y un jamón ibérico, tenemos que tener en cuenta que lo que en lo que van a repercutir es en el sabor y en la textura. Seguro que podemos encontrar  jamones exquisitos, es mas en Gastronomic Spain te ofrecemos jamones serrano de gran calidad. No obstante, un jamón ibérico supera en textura y en sabor a un jamón serrano. La genética de la raza, destaca sobre los cerdos landrace y Duroc, este hecho hace que se cuide y mime mucho mas a los cerdos de raza ibérica, ya que por sí el jamón que se va a obtener es de una mayor calidad.

El sabor de un jamón ibérico, sin tener en cuenta la alimentación ni su cría, se caracteríza por su alto nivel de ácido oléico y sus elevadas grasas insaturadas que aportan ese sabor tan característico.

Dentro de estos factores, cuanto mejor sea la alimentación, origen de la raza ibérica y tipo de cría que hayan tenía mejor calidad tendrá el jamón. A la hora de consumir un jamón u otro, sobre todo si los comparamos, destacará la raza y si se ha alimentado a base de bellota, pastos o incluso fruta sobre los jamones de raza blanca que se han alimentado de piensos.

Eso no quiere decir que haya que comprar un jamón ibérico, si tienes un presupuesto mas ajustado puedes encontrar jamones serranos que tienen un sabor y textura exquisitos.