la horchata ecológica, una fuente de beneficios naturales

Si hay un producto típico de levante y sobretodo de Valencia además de la paella, este es la horchata ecológica, con la diferencia además de que así como la paella es una receta, la horchata es un derivado de un producto típico de allí y por lo tanto mucho más vinculado a su tierra de origen, además de estar protegido por una denominación de origen.

La horchata ecológica es el zumo de la chufa, un tubérculo de la planta “juncia avellanada”, un líquido de color blanco lechoso que se obtiene por prensado de esas chufas que son unos tubérculos de pequeño tamaño, entre 5 y 15 mm. y con sabor muy dulce.

Al parecer la chufa es uno de los primeros alimentos consumidos por el ser humano y está muy extendida por todo el mundo, siendo considerada en algunas zonas como una mala hierba por su rápido crecimiento y su difícil erradicación de otros cultivos.

Son muchas las propiedades de la chufa y por consiguiente de la horchata ecológica, y muy beneficiosas, tanto a nivel intestinal, como cardiovascular, inmunitario y dietético.

El incremento del consumo de chufa y horchata ecológica a nivel mundial, está obligando a buscar nuevos espacios de producción ya que la producción de levante resulta totalmente insuficiente para satisfacer una demanda creciente.

Como curiosidad os diré que resulta sorprendente la preparación de los terrenos para el cultivo y la recolección de la chufa en Valencia y sobre todo en Alboraya que es la localidad en la que este cultivo es más típico.

La tierra de las parcelas destinadas a este cultivo, en una profundidad de más de 50 cm. ha sido cribada previamente y está libre de piedras aún del mínimo tamaño.

Eso permite utilizar un curioso sistema de recolección que consiste en amontonar en el centro de la parcela la capa de tierras de toda ella hasta una profundidad de 40-50 cm., después de retiradas las plantas.

Posteriormente esa tierra se criba, y como se habían eliminado todas las piedras, como ya he dicho, todo lo que se recoge son chufas.

Se vuelve a extender la tierra y nivelar la parcela y ya está preparada para la siguiente plantación, de chufas o de otro cultivo rápido, pues en estas parcelas son frecuentes entre 4 y seis cosechas de productos distintos cada año.

Como en todos los productos, cada vez se valora más el cultivo ecológico y este no iba a ser menos, por ello cada vez más se está promocionando la horchata ecológica que a todas las propiedades de la chufa y de la horchata ecológica añade la de no haber sido cultivada con fertilizantes químicos y con otros productos de dudosa idoneidad para el consumo humano.

Como conclusión la horchata ecológica es, además de un buen alimento con muchas propiedades beneficiosas para la salud y por tanto de consumo muy recomendable, una excelente bebida refrescante para el verano, consumiéndose “líquida” o “granizada” y en la zona de Valencia incluso se “remojan” en ella una especie de bizcochos típicos que se denominan Fartons, que resultan riquísimos y que os recomiendo probar alguna vez.

Puedes comprar horchata ecológica online a través de nuestra página Gastronomic Spain y recibirlo en tu domicilio, en todos los países de Europa.

Responder